Planificación participativa de la ciudad: clave para frenar deterioro de Valparaíso

“Valparaíso como ciudad está en una etapa de transición de actualizar democráticamente las reglas de discusión, entendiendo por ellas no solo el Pladeco, sino también la capacidad de construir un nuevo pacto en diversos ámbitos, de los que queremos producir ciudad”.

Fueron las palabras del alcalde porteñoJorge Sharp, en la inauguración del Año Académico de la carrera de Geografía de la Universidad de Playa Ancha.

Sin embargo, pese a los esfuerzos que la alcaldía realiza en una ciudad que a su juicio ha sido abandonada por políticos que no han estado a la altura de sus habitantes, precisó que Valparaíso avanza peligrosamente a una zona de sacrificio.

“Para frenar este deterioro la clave está en la planificación, herramienta que aunque se trate de una ciudad que creció sin ella, es urgente su aplicación con apoyo de la ciudadanía y las universidades”, comentó a la audiencia.

El alcalde destacó que dicho instrumento debe considerar: la distribución democrática de las riquezas –naturales, culturales, entre otras- del territorio; el desarrollo económico sustentable que dialogue con la ciudad; movilidad de acuerdo a la geografía y habitantes de Valparaíso; producción de bienes comunes (parques, plazas); y una vinculación entre cerro, plan y mar.

Tendencia al camino corto

Las apreciaciones de la autoridad local tuvieron su base en la exposición del arquitecto y magíster en Urbanismo por la Universidad de Chile, Lisandro Silva, quien se refirió al “Proceso de descentralización. Desafíos para el ordenamiento territorial”.

Frente a una ciudad imposible de habitar por su posición patrimonial, compleja por situación ambiental, social y económica, las soluciones son igualmente complejas, dijo el arquitecto.

Entonces, sostuvo que “dada esta realidad cuando hay que construir futuro, hay que hacerlo colectivamente, mediante procesos participativos, con foros ciudadanos”. Y allí se detuvo y expresó: “Se percibe una tendencia al camino corto en los grupos técnicos de servicios públicos. Es muy breve la distancia entre los datos y la proposición de proyectos. Allí está lo peligroso, porque quienes piensan técnicamente la ciudad, lo hacen a pesar de sus habitantes, con discursos argumentativos y no apoyados en investigaciones ni teorías”.

La necesidad de descentralizar la planificación urbana, manifestó Lisandro Silva, se sustenta sobre tres ejes centrales: traspaso de competencias, los gobiernos metropolitanos y ordenamiento territorial, y la descentralización fiscal. “Para lo anterior es necesario hacer converger las ciencias naturales con las ciencias humanas”.

La inauguración del Año Académico fue liderada por el decano de la Facultad de Ciencias Naturales y ExactasJosé Rubio, junto a académicos y estudiantes de la carrera de Geografía.

 

¡Hola mundo!

Bienvenido a WordPress. Esta es tu primera entrada. Edítala o bórrala, ¡y comienza a escribir!